FILOSOFIA DEL DERECHO GUSTAV RADBRUCH PDF

Realidad y valor Las cuatro actitudes fundamentales: la actitud ciega para el valor, la valorativa, la referida a valores y la superadora del valor. Lugar del Derecho en el sistema de las ciencias. La moral como fundamento de validez del derecho; y como fin del Derecho. El fin del Derecho Las concepciones individualista, supraindividualista. Liberalismo y Democracia en particular.

Author:Meziran Zulunris
Country:Cyprus
Language:English (Spanish)
Genre:Career
Published (Last):20 November 2009
Pages:271
PDF File Size:8.21 Mb
ePub File Size:12.91 Mb
ISBN:263-3-64569-527-5
Downloads:76590
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Yorn



No slo un puro terico, sino un generoso defensor de elevados ideales, con las litnitaciosiegque le impuso nna fnndainentacin filosfica insuficiente. Fervoroso de la libertad Humana, sin la concepcin del viejo liberalismo- y. Fiel a su concepcin de que los valores estn insertos en un deber ser, que no arranca de principios paradigmticos rigurosa y absolutamente fundados como vio atinadamente Gurviteh, es deber ser, al proyectarse en el Derecho, no le confiere otro fundamento ltimo que el de una de las posibles e inverificables concepciones del mundo.

El pensamiento de Radbruch presenta, pues, un doble carcter antinmico. Por de pronto, el que se manifiesta en la irreductibilidaJ e indemostrabilidad de los valores supremos. Pero, adems, afirma en el Derecho, en cuanto a su mismo ser una antinomia irreductible entre la seguridad y la justicia. La primera afirmacin le lleva a un relativismo que desemboca en el escepticismo, si bien un escepticismo paradgico, ya que B,adbruch no se limita a afirmar que la razn, ni siquiera la intuicin en -sentido- estricto, pueda descubrir los valores supremos, sino que stos slo pueden mostrarse ante una visin sentimental, pero con la peculiaridad de que esos valo-res supremos, en condicin tal incompatibles personalismo, colectivismo, transpcrsonalisino cultural.

Habr de preferirse na de esas actitudes fundamentales ante la vida, pero un Estado, un Derecho que se funde en cualquiera de ellas tiene pleno sentido y puede considerarse bien undado. X esto-, desde luego, no es admisible. Desde premisas profundamente diver. Es cierto que ha seguido una ruta contraria a la de aquellos pensadores, quienes han construido su doctrina para servir a una concepcin poltica, en tanto que nuestro autor ha desembocado en l irreductibilidad a travs de razones estrictamente tericas.

Hasta tal punto, que si bien-muy lejos de ser personalmente un escptico, tuvo actitudes muy arraigadas, no le sirvieron en el orden teiic. Es tambin cierto que, en ocasiones, ,por encima de eras lmites, ha entrevisto la verdad del personalismo trascendente, no slo al modo cristiano, sino dentro de la concepcin catlica, por ejemplo, en las GUSTAV KABBEUCH conocidas pginas que dedica a la misin universal y humanista dels Pontificado Romano en la Introduccin a la Ciencia del Derecho.

Para Radbracb. Por una parte, tenemos. Pero ya aceptado uno de stos Como fin radical del Derecho, se dan otros dos, la justicia y la seguridad, y se pantea el problema de cmo se coordinan en el Derecho misino. Estecoordinacin plantea un grave problema, ya que los valores jurdicos precisan traducirse en la vida comn de los hombres. Esta tiene que contrabalancear el bien comn y el bien individual y los intereses de los individuos entre s.

Pero lo verdaderamente grave, la antonoina radical, surge al afirmar la seguridad, es decir, la fijeza en que los anteriores valores tienen necesariamente que ser transcritos en el Derecho. Este conflicto pertenece al sentido misino del Derecho-. A travs de la justicia, la concepcin, tica primera viene a reflejarse n un sistema de seguridad. Esto es el Derecho-. Radbrucli Ii-a dejad en trminos rotundos planteado un. La antonoina radical que ve Radbrack se asienta en.

El Derecho es, por de pronto, una de esas- irfiafancias inexorables y hechas-, interpuestas entre el orden trascendente de los valores y la conciencia humana.

El problema verdaderamente filosfico nos llevara a preguntarnos cmo pueden articularse estos dos rdenes del comportamiento humano, dentro de la realidad misma del hombre, constitutivamente implantada, en el ser, con palabras de Zubiri.

TLC272CP DATASHEET PDF

Gustav Radbruch

.

HP PHOTOSMART C4280 ESCANEAR EN PDF

Gustav Radbruch, el derecho como justicia

.

GROKKING THE GIMP PDF

FilosofĂ­a del Derecho

.

Related Articles